Desde la Consejería de Educación y Juventud, a través del el informe sobre planificación del último trimestre y final del curso 2019-2020 en la Comunidad de Madrid, como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por coronavirus (COVID-19), se menciona expresamente  la necesidad de llevar a cabo Programas de Refuerzo Escolar en relación con la evaluación del alumnado en las distintas etapas. La desescalada planificada contempla la apertura de las aulas para el alumnado voluntario, con el objetivo de poder desarrollar tales programas de refuerzo escolar. Es por ello que esta acción formativa está diseñada pensando en apoyar a quienes quieran implementar y desarrollar este tipo de actuaciones, tanto en este escenario como durante el inicio del curso en la prevista “nueva normalidad”. 

Los y la participantes mejorarán sus competencias para organizar y desarrollar acciones de refuerzo escolar para mejorar, a su vez, las competencias instrumentales del alumnado y su capacidad de afrontamiento de los retos académicos planteados por la situación actual.